Perspectiva
32015
Marzo

El Internet de las cosas

Mucho vamos a oír hablar del internet de las cosas durante los días que se celebra el Mobile World Congress en Barcelona. ¿Pero qué es? Pues así es como se denomina a la tecnología que permite la interconexión digital entre internet y los objetos reales, entre la vida online y la vida offline.

Ya en 1999 Kevn Ashton propuso el concepto en el AUTO-ID del MIT cuando se realizaban investigaciones en el campo de la identificación por radiofrecuencias y sensores. Imaginemos por un momento que los libros, los medicamentos, la paquetería o partes de un coche estuvieran conectados a internet y equipados con dispositivos de identificación. De ser así, sabríamos en todo momento dónde están, cuál es su consumo, cuantos se compran y dónde. No sólo los dispositivos electrónicos, sino todo podrá conectarse a internet.

The intenet of things & the smart city

Ya existe frigoríficos, hornos o lavadoras que puedan controlarse desde un smartphone gracias a la conexión a internet con la que cuentan. Ése es sólo el primer paso de lo que está por llegar. Los que mas se van a beneficiar son las grandes operadoras, ya que el tráfico se multiplicará, seguidos de los fabricantes de dispositivos de red, pues se hará imprescindible ampliar el ancho de banda y las infraestructuras que lo hagan posible, además de los millones de sensores con capacidad de conexión que la hagan posible.

Otro sector expectante es el del automóvil, el sanitario o las empresas de logística. Porque el internet de las cosas cambiará la forma en la que imaginamos nuestro hogar, nos permitirá disponer de información al minuto de la ciudad, el transporte o incluso de nuestros propios movimientos.

Según los analistas, en 2003 habrá más de 26.000 millones de dispositivos móviles conectados a internet. Veamos qué novedades se presentan en el Mobile World Congress de éste año y valoremos pros y contras de un mundo hiperconectado.

X

Perspectiva

Drop us a line

* Campos obligatorios

Por favor, revisa los campos marcados en rojo.